Juárez: Tierra sin ley y en el abandono

La violencia que se ha vivido en los últimos años en Ciudad Juárez ha borrado por completo los lazos de pertenencia que determinan una comunidad y que han derivado en un problema multifactorial que se ve reflejado en una ciudad abandonada, descuidada, sin ley. Es imposible no hacer un análisis de qué es lo que tiene tan enferma nuestra ciudad y determinar quienes le han hecho tanto daño.
Ciudad Juárez es una urbe que desde muchos años ha padecido una enfermedad terminal y que ningún alcalde, ningún gobernador y ningún presidente de la República se han preocupado por atender. Todo lo contrario, han dejado que la enfermedad se extienda a tal grado que quienes viven en ella les de igual defenderla o dar el grito desesperado de auxilio para salvar lo poco que queda de ella.


Quienes nacimos aquí o incluso quienes emigraron a esta noble frontera hemos llegando a un grado de conformismo que no defendemos la tierra que nos ha dado lo mucho o poco que tenemos. Entender la enfermedad no es tan difícil, sabemos que quienes la ocasionaron son los malos y mediocres gobernantes carentes de empatía y que solamente les interesa el poder para beneficiarse y beneficiar a los suyos.
Todos los que, al menos en los últimos 10 años, han pasado por un cargo público que les permita hacer algo por Juárez han sido incapaces de pensar en el futuro de la ciudad y se han dedicado a saquear las arcas y llenar sus bolsillos sin importar las graves consecuencias que ahora padecemos. El actual alcalde Armando Cabada fue capaz de ordenar que se apagara el sistema de alumbrado público para intentar a toda costa instalar otro más costoso y que ello le dejara recursos económicos. Cambió más de 4 veces el proyecto hasta que la sociedad civil organizada le puso freno a su ambición, de lo contrario la ciudad estaría de nueva cuenta endeudada y sin recursos para los servicios públicos básicos.


El que los juarenses vivieran a oscuras y en penumbras ocasionó miles de asesinatos, robos a casa habitación y comercios, asaltos con violencia, robo de vehículos, violaciones, feminicidios y accidentes viales con víctimas mortales. Eso son solo algunos de los daños colaterales de la ambición y la corrupción en una tierra donde no pasa nada y nada se castiga, donde la impunidad es tanta que quienes están en el poder se burlan ambicionando otros cargos.
Ese mismo alcalde en su campaña por la presidencia municipal, prometió un mejor sistema de bacheo a base de polímeros fríos que acabarían con la eterna problemática. A casi 5 años de esa promesa la ciudad está destrozada y peor que como se la entregó su antecesor. Y aunque los que diariamente transitan por las calles lo saben, Cabada se ha dedicado a pagar hasta 100 millones de pesos anuales a los medios de comunicación para callar la realidad y maquillar logros inexistentes. Incluso ha entregado contratos millonarios al Canal 44 propiedad de su familia en un evidente conflicto de intereses.


El “Independiente” se ha dedicado a pavimentar unas cuantas calles para mitigar un poco la mala imagen que ha generado su mala gestión y administración pública. Los principales parques y camellones de la ciudad están abandonados, con árboles secos y tampoco existe la intención de hacer algo tan básico como pintar las líneas divisorias de carril en las calles.


Por otro lado, el jefe del ejecutivo estatal, el panista Javier Corral Jurado está más preocupado por pelearse con los medios de comunicación, organizar carreras, correr en ellas y que le tomen fotos, jugar golf, tenis y usar las aeronaves del gobierno para viajes sin sentido que no han beneficiado al estado y menos a Ciudad Juárez. Además de lo anterior en el último año se ha dedicado a comprar propiedades, quizá previniendo que su futuro y su carrera política está acabada. Y no lo digo yo, por algo lo evaluaron como uno de los peores gobernadores que ha tenido el Estado de Chihuahua.


Y así como Cabada, también Corral se ganó el voto de los juarenses prometiendo algo que nunca cumpliría: meter al ex gobernador priista Cesar Duarte a la cárcel y hacer justicia al Estado de Chihuahua.
Ambos gobiernos, estatal y municipal se han distinguido por la simulación y la falta de coordinación con el nuevo gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador quien en su empeño por legitimar su movimiento tampoco ha hecho mucho en un año por esta ciudad fronteriza.


Pero no todo es culpa del gobierno, es necesaria una aportación de cada uno de los ciudadanos y ciudadanas, juarenses o de adopción para mejorar la situación por la cual atraviesa nuestra ciudad. La pregunta es qué puedo hacer yo como ciudadano y ciudadana para transformar la ciudad. Los juarenses desafortunadamente nos volvimos apáticos y creo que es resultado del cansancio al vivir bajo promesas políticas, esperamos que todo llegue del cielo, pero no, es necesario participar para transformar, en necesario actuar, es necesario ser héroes renuentes que, sin estar de acuerdo en participar, tengamos que hacerlo por una simple razón: Juárez nos llama, nuestra ciudad está muy dañada y nos suplica no dejarla sola.

Publicado por Héctor Saavedra

Periodista independiente. Especializado en seguridad, narcotráfico, migración, victimas y corrupción.

4 comentarios sobre “Juárez: Tierra sin ley y en el abandono

  1. Mi comentaroo es que no es posible que siendo juarenses tengan asi su Ciudad que los vio ctrecer que podremos esperar? Minimo ya no la chinguen mas no sean…………….gachos
    Podria numerar muchas cosas pero no tiene caso ya todos sabemos las carencias de nuestra Ciudad y nuestro Estado

    Le gusta a 1 persona

  2. Y que se supone que debemos hacer si hasta matan a las activistas el propio gobierno de que sirve hablar mal de Cd Juárez si nadie mueve un dedo o tu si o solo escribes o que propones por qué mientras que no allá propuestas que solución das es algo en lo que los ciudadanos no podemos meternos o si diga cómo manifestandonos acaso cree que eso serviría o de que manera podemos ayudar arreglando la ciudad con nuestro dinero? Yo e tenido que pagar para que me tapen los baches frente a mi casa es justo, no para que los impuestos pero mientras que pague uno nos chingamos todos los demás y hay que pagar por que para quitar son rebuenos y para multar.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: